RUGBY FUENCARRAL

Noticias del equipo de Veteranos

Foto familia Indosaurios y Rugby Fuencarral

Día de lluvia y rugby veterano contra Indosaurios Las Rozas

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Sábado. 23 de abril. San Jorge. Día de Aragón, de Castilla y León y de Cáceres. Día del libro y la rosa. Y para los Fuencarcas, ¡¡¡día de partido!!!

“El príncipe Humperdinck tenía forma de barril. Su pecho era enorme como un barril y tenía poderosos muslos abarrilados. No era alto, pero pesaba como 120 kilos, y era duro como la piedra” (“La princesa prometida”, William Goldman).

Día nublado, de tiempo revuelto que amenaza algún chaparrón. Uno de esos días en los que el césped artificial raspa un poco menos y el balón resbala (aún) un poco más.

Esta vez los rivales son los Indosaurios de Industriales de La Rozas. Equipo duro y correoso, con un potente juego de delantera y que tiene a la mayoría de sus integrantes aún dando guerra en competición federada. Vendrán con ganas porque en el último encuentro entre ambos equipos les empatamos en su campo. Y eso siempre escuece un poco. El orgullo es el orgullo, amigos.

Esta vez la convocatoria Fuencarca ha recuperado algunos jugadores que semanas atrás andaban renqueantes de lesiones y achaques varios; parece que se completará la lista de jugadores con suficientes cambios, pero esta vez donde no salen las cuentas es en la delantera.

Vamos cortos de “gordos” y precisamente contra un equipo que tiene en su juego de delantera uno de sus fuertes: son un grupo de gente grande, fuerte, dura y con oficio en el juego cerrado. Mucho tipo de pecho enorme como un barril, poderosos muslos abarrilados. Tipos expertos y duros como piedras.

Tras largas y sesudas sesiones de análisis táctico en la sede Fuencarca, se llega a una solución: “No pasa nada, chavales… reconvertimos algún tres cuartos apaisado a delantero y pa' lante”.

Durante el calentamiento se repiten las consignas “Si somos más pequeños, somos más rápidos… Nadie se va sin apoyos… Son más grandes, hay que moverlos…Ojito con los mauls, que ahí se las saben todas…”.

Repetimos árbitro respecto del partido contra los Añejos de Hortaleza. Su charla previa es casi calcada: respeto al juego, nada de placajes altos, limpieza en los rucks y continuidad en el juego… es de los que gustan de aplicar la ventaja.

El partido empieza entre algún pequeño amago de lluvia que amenaza el plan de cargar el juego a la mano, pero de nuevo la caraja inicial Fuencarca parece olvidada y rápidamente caen dos ensayos del lado local, en rupturas rápidas de algún delantero que ponen en ventaja las escapadas de los tres cuartos al apoyo.

Los Indosaurios son gente que conoce el juego y vista la movilidad local optan por ralentizar el juego y cargarlo sobre su delantera, que se ha dado cuenta de su ventaja en kilos. El juego se traba, los Indosaurios recuperan terreno y con un maul y en un golpe de castigo a 5 metros anotan un par de ensayos. Al medio tiempo se llega con un 4-2 en el marcador.

En el descanso se corrigen posiciones, se intercambian preguntas sobre el fuelle restante, que son contestadas con miradas de circunstancias entre los delanteros. Había nueve para ocho puestos; ahora Aitor (uno de los talonadores habituales, reconvertido este partido en pilier por las circunstancias) muestra una mano con un pisotón importante. Aguantará un rato, pero no podrá completar el partido. No pasa nada, uno de los centros (“Gonzalo, entras un rato de talona”) es designado para dar un poco aire a la primera línea que ya está en cuadro.

Los Indosaurios aprietan, pero la defensa Fuencarca placa una y otra vez y consigue mantenerlos en su campo durante varias jugadas consecutivas; el ánimo aguanta y la delantera de retales también. Cuando el señor pita el final, el marcador es de siete ensayos a cuatro para los Fuencarcas, que se dirigen a formar el pasillo.

Tras las tradicionales fotografías de grupo, toca tercer tiempo en la sede Fuencarca con charla, anécdotas, exageraciones variadas, intercambio de obsequios y dos barriles de cerveza sacrificados a los dioses del balón que bota raro.

Recogemos la invitación de Indosaurios para volver a enfrentarnos nuevamente en unos meses y les agradecemos darnos la ocasión para disfrutar un día más de un partido de rugby.

Aparte de alguna mano pisada, algún restregón y los cuerpos doloridos: Cero collarines, cero desfibriladores.

Próxima parada: el II Torneo Solidario de Rugby Veterano de Rugby Fuencarral, el 22 de mayo. Seis equipos, una mañana de rugby y actividades diversas a beneficio de la ITT Foundation y sus escuelas en Gambia. ¡¡¡Os esperamos!!!

Rugby Fuencarral

En el club de rugby Fuencarral queremos saber de ti y resolver tus dudas.

© Rugby Fuencarral 2022.

Buscar

Guardar
Personalizar cookies
Usamos cookies para brindarte la mejor experiencia de visitante posible. Esto incluye cookies que son necesarias para el funcionamiento de nuestro sitio web y para estadísticas anónimas, funciones de usuario y visualización de contenido personalizado. Puedes dar tu consentimiento para todas las cookies y el procesamiento de datos haciendo clic en el botón "Aceptar" o rechazar tu consentimiento haciendo clic en "Rechazar". También puedes leer nuestra política de cookies haciendo clic en el botón "Leer más". En cualquier momento puedes cambiar tu consentimiento haciendo clic en el icono de cookies situado en el lado izquierdo de la web.
Aceptar
Rechazar
Leer más
Analytics
Herramientas que usamos para medir la efectividad de nuestro sitio y para entender cómo se navega por él.
Google Analytics
Aceptar
Rechazar