• 644653794
  • info@rugbyfuencarral.com

RUGBY FUENCARRAL

Noticias del equipo de Veteranos

Foto de familia de Fuencarcas y Retrorrincos

Los veteranos de Arroyo devuelven la visita a Fuencarral

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Varias son las visitas que han hecho ya los Fuencarcas en su corta historia: de Valencia a Cáceres pasando por Granada o Valladolid pero está era la primera ocasión en la que nos devolvía la visita un equipo y ahora que la pandemia parece que afloja había ganas de partido.

Allá por noviembre del 2019 el bicho era apenas un chiste o un meme en unos teléfonos móviles y aquí en España apenas tendríamos "uno o dos casos". Vivíamos tiempos felices sin bozal ni restricciones y con partidos de rugby y terceros tiempos de locura. Fuencarral apenas tenía un año y medio de vida y se había marcado ya algún que otro viajecito. El de Valladolid se vivió con jolgorio pues juntamos un equipo entero dado la cercanía de la capital pucelana que permitía a más de uno ir y volver en el día y a otros hacer tarde-noche-trasnoche. Ahora le tocaba el turno a los de allá venir acá y, montados en autobús, desembarcaron en las tierras de Madrid para presentar batalla.

La cita comenzaba pasadas las 17:00 de la tarde en nuestro querido campo de Tres Olivos con el Lorenzo este de febrero que nos acompaña y nos da calorcito de forma inesperada. Ya sabíamos que ellos eran duros y combativos pero eso no iba a echar atrás a los veteranos de Fuencarral. De hecho, nuevamente la caraja brilló por ausencia (no así otras cosas que más adelante mencionaremos). Los de casa salieron serios, centrados en los contactos duros de los de Pucela y buscando robar los balones en cada contacto (cosa que nos buscó algún otro lío en forma de golpe). Aún así ellos estaban decididos a jugar a cabezazos y nosotros no, nosotros más a lo que nos gusta: abrir el juego y buscar el hueco. Por eso en apenas 2 minutos logramos plantar el primer ensayo. Esto quizás descolocó a los visitantes pero claramente nos puso en ventaja y nos permitió seguir confiando en el camino trazado. Los gordos percutían y conservaban balones y cuando tenían que aguantar, aguantaban como titanes. Después la línea inventaba y nos ponía cada vez más cerca de su 22, casi siempre en su campo. Entre tanto algo de gresca sobrevoló el campo pero eso no desconcentró a los Fuencarcas del todo y al final de la primera parte cayó un ensayo más y nos íbamos al descanso (tras 30 minutos) con clara ventaja.

La segunda parte podría haber sido igual pero no lo fue ni en broma. Los de fuera tenían el orgullo donde hay que tenerlo y querían poner el balón en la zona de marca a toda costa. Así el minuto 10 vio el primer ensayo de los Retrorrincos que golpearon incansables una y otra vez contra nuestra defensa. Fuencarral aguantó bien pero ningún muro es impenetrable. Apenas 5 minutos después Fuencarral voló hasta su zona de ensayo y plantó el tercero para ampliar la ventaja. Así las cosas y con el marcador 3 ensayos a 1 el partido se hizo más lento, más farragoso, muchos balones al suelo y muchos golpes con lo que lo ánimos estaban a flor de piel. Sin embargo, como jugones que somos todos, estiramos el chicle hasta los 40 minutos en la segunda parte y eso permitió ver jugadas magníficas porque había hambre de balón. Un ensayo en el minuto 30 de la segunda parte de los locales hacía querer estirar ese reloj, alguno en el campo soltaba un "el que meta el siguiente ensayo gana" y quizás pensando que eso se cumpliría los Retrorrincos se emperraron en meter otro ensayo y lo metieron al borde el pitido final dejando el marcador 20 a 10 (4 ensayos a 2).

Sea como fuere el partido concluyó con pocos heridos graves, solamente lamentar un tremendo golpe en el ojo de uno de Pucela que ha podido tener sus consecuencias y al que mandamos nuestro cariño y apoyo. Nada ni nadie nos impidió después agasajar a los visitantes con un tercer tiempo al aire libre que finalizó en la sede de los Fuencarcas con el pertinente intercambio de regalos. Y como no, regado con cerveza y espirituosos que a alguno de los de Arroyo le llevó a considerar el no tomar el autobús de vuelta a casa. Los fuencarcas después sí seguimos y algunos más de lo que recuerdan pero esa es otra historia...

¡Viva el rugby y Aupa Rugby Fuencarral!

Rugby Fuencarral

En el club de rugby Fuencarral queremos saber de ti y resolver tus dudas.

  • Av. del Campo de Calatrava, 3, 28034 Madrid
  • 644653794
  • info@rugbyfuencarral.com
© Rugby Fuencarral 2018.

Buscar

Guardar
Personalizar cookies
Usamos cookies para brindarte la mejor experiencia de visitante posible. Esto incluye cookies que son necesarias para el funcionamiento de nuestro sitio web y para estadísticas anónimas, funciones de usuario y visualización de contenido personalizado. Puedes dar tu consentimiento para todas las cookies y el procesamiento de datos haciendo clic en el botón "Aceptar" o rechazar tu consentimiento haciendo clic en "Rechazar". También puedes leer nuestra política de cookies haciendo clic en el botón "Leer más". En cualquier momento puedes cambiar tu consentimiento haciendo clic en el icono de cookies situado en el lado izquierdo de la web.
Aceptar
Rechazar
Leer más
Analítica
Herramientas que usamos para medir la efectividad de nuestro sitio y para entender cómo se navega por él.
Google Analytics
Este es un servicio de análisis web.
Aceptar
Rechazar