• 644613122
  • info@rugbyfuencarral.com

RUGBY FUENCARRAL

Noticias del equipo de Veteranos

Los veteranos de Rugby Fuencarral cosechan su primera victoria ante Sancho Panzas

Los veteranos de Rugby Fuencarral cosechan su primera victoria ante Sancho Panzas

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Hacía falta engrasar el mecanismo, poner en común el estilo de juego proveniente de muchos años y clubes pero al final la victoria llegó y lo hizo con un rugby centrado en el ataque. El equipo de veteranos de Fuencarral esperaba esta victoria como agua de mayo y Yuncos, Toledo, fue el escenario elegido con una climatología propia de las batallas más épicas.

Sábado a las 4 de la tarde y una fina lluvia caía con insistencia, lo que permitió tener un campo un tanto más blandito de lo habitual para compensar las heladas de la meseta manchega. Sin embargo, la lluvia no es una de esas cosas que arredra a un jugador de rugby y menos veterano. Al fin y al cabo todos somos conscientes de que este deporte se inventó con lluvia. Solo había que meterse en el vestuario, ponerse las ropas de guerra y untarse en alguno de los mil ungüentos que hacen creer al veterano que la edad todavía le respeta.

Vestidos con la equipación azul, los de Fuencarral saltaron al campo con las indicaciones del mister: hay que mover el balón. Sin embargo, él ya intuía es que le íbamos a hacer poco caso porque somos perros viejos. El balón lo movimos pero a cabezazos, en un infinito atacar, relanzarse, cabezazo contra la línea de defensa y, alguna que otra vez, para no decepcionar al señor entrenador lanzar balones al ala que, pobrecitos, también tienen derecho a jugar.

Bueno, a lo mejor sí movimos más el balón de lo que recuerda este que suscribe porque la mayoría del partido los de Yuncos se lo pasaron defendiendo en su campo. Ataque tras ataque, tras ataque, el ensayo vino después de que una refinada y compenetrada línea de tres cuartos nos acercara a la zona de ensayo y dos o tres oleadas de delanteros al borde de la zona de ensayo consiguieran dejar espacio a Junior para que plantara el balón casi casi bajo palos.

No fue la única ocasión, porque hasta en otras cuatro los de Fuencarral pudieron afianzar el resultado victorioso pero no supimos sacar rédito a los esfuerzos denodados de toda la plantilla por plantar el balón en zona enemiga. Los de Yuncos, también lo intentaron y atacaron con furia al ver que solo un ensayo marcaba la diferencia entre el empate y la derrota pero no supieron traspasar las filas de los de Fuencarral.

No sé si sabría dar cuenta de todas las espectaculares jugadas que se vieron sobre el campo pero esa touch ensayada en la que Alfon logró escaparse ante el estupor del contrario, esos ataques furiosos de junior que tumbaban delanteros contrarios como bolos, esos relanzamientos percutores de César, Barney, Lucas, Aitor o Roca, esos pick and go's de Chucky, Valerio o Paco; La dirección de delantera de Coleto que supo poner en valor a sus gordos; El perfecto entendimiento, esta vez sí y de libro, entre los aperturas, centros y alas que muy a pesar de la lluvia tuvieron las manos firmes para crear oportunidades de juego. Hicieron volar el balón a las alas, supieron defender sus placajes y supieron hacer que el balón volviera para marear al contrario: Qué magia la de Chema, Abraham, Chente, Rodri, Adrián, Gon, Doc, Rida o Cachorro.

El partido acababa con el tradicional pasillo entre equipos y los habituales abrazos, palmadas y agradecimientos entre compañeros y rivales, hermanados por el amor común a este deporte. El "tercer tiempo" ofrecido por nuestros anfitriones no defraudó, disfrutando todos juntos de un sabroso guiso de patatas con carne, ideal para recuperar fuerzas en un día frío y húmedo, ideal para jugar al rugby. En el intercambio de recuerdos del partido, hubo unas aplaudidas palabras de agradecimiento a los compañeros que ejercieron la tarea de arbitrar el partido, recordando que sin ellos, como sin rival enfrente, no hay rugby.

Fue, en definitiva, un placer ver que el equipo empieza a encajar, se conoce, sabe de antemano las intenciones de su compañero y no teme ir al "fregado" porque sabe que lleva siempre un compañero al apoyo. Agradecemos a nuestros anfitriones su amabilidad y hospitalidad y mutuamente nos emplazamos a volver a enfrentarnos para disfrutar de otro día de fiesta, como lo es para un veterano cualquier día de partido. ¡Aupa Rugby Fuencarral!

Ver galería de fotos

Rugby Fuencarral

En el club de rugby Fuencarral queremos saber de ti y resolver tus dudas.

  • Av. del Campo de Calatrava, 3, 28034 Madrid
  • 644613122
  • info@rugbyfuencarral.com
© Rugby Fuencarral 2018.

Buscar

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo